top of page

Planifica con el método copo de nieve

Actualizado: 29 mar 2023



El Método Snowflake de Randy Ingermanson es una herramienta que te ayuda a sumergirte en tus personajes y en la trama de tu historia de manera progresiva y más o menos simultánea. Con esta técnica, empiezas con una idea central y la vas expandiendo poco a poco. Así se crean nuevas ramificaciones y detalles que enriquecen tu obra más allá de lo que en un principio parecía. De este modo logras una historia con mayor profundidad que si utilizaras otras estructuras o métodos de planificación menos exahustivos.


¿Qué es el método copo de nieve?


El Método Snowflake o método copo de nieve es una herramienta muy poderosa que te ayuda a planificar tu novela a partir de un tema o idea central. Desde esa premisa inicial y siguiendo una serie de pasos, llegas a componer una biblia muy detallada que contendra personajes, eventos, escenarios, etc.


Este proceso se lleva a cabo en diez pasos y puedes tardar más de un mes en completarlo, pero el resultado final te permitirá escribir tu libro de forma rápida y prácticamente sin preocupaciones.


Aunque, como siempre digo, estas preocupaciones dessaparecen de la fase de redacción porque ya las has resuelto en la fase de escaleta.



Los diez pasos del Método Snowflake


Antes de empezar con cada paso, tengo que advertirte sobre el plazo de tiempo que aparece entre paréntesis. Se trata del tiempo estimado que Ingermanson dice que debemos dedicar a cada uno de ellos.


Sin embargo, como digo en el podcast de este artículo, no me parece buena idea tratar de adaptarnos a unos tiempos que quizá no se ajusten a nuestra manera de trabajar. Si quieres mi consejo, te diré que tomes los tiempos entre paréntesios como una medida de lo que puede durar un paso en relación a los demás.


Por ejemplo, si tú eres capaz de escribir tu premisa en 20 minutos, es posible que un paso de una semana te lleve solo un par de días.


De todas maneras, no creo que medir el progreso de la escaleta en minutos sea especialmente recomendable. Yo lo mediría atendiendo a cuan satisfecha estés con el resultado.


Y si quieres escuhcar el podcast, está aquí:




Los diez pasos del método copo de nieve


Paso uno: escribir un resumen de una frase o premisa (una hora)


El primer paso del método copo de nieve es escribir un resumen de una frase, también conocida como el gancho o discurso de ascensor (elevator pitch). Este resumen debe ser:

  • Breve, no más de veinte palabras,.

  • Lo suficientemente interesante para enganchar a la lectora sin revelar demasiado sobre la trama o los personajes.

Recuerda que este resumen será la primera impresión que las lectoras tendrán de tu libro, así que asegúrate de que sea poderoso y atractivo.


Paso dos: expande el evator pitch para que ocupe un párrafo (una hora)


Se trata de crear un párrafo de cinco frases, más o menos, que incluya la introducción o exposición de la historia, así como los puntos clave de la trama:


  • El primer punto de giro, donde la protagonista acepta el desafío.

  • El punto medio, que actúa como un punto de inflexión en la forma en que los personjaes se ven a sí mismos o al mundo. Esto lo estudiamos a fondo en la segunda clase del curso de estructura basado en Toy Story III.

  • La crisis del final del segundo acto, que es el mayor desafío para nuestra heroína y suele concretarse en una crisis que no logra superar.

  • El clímax.

Con este párrafo, tendrás la base de tu trama.


El método copo de nieve te indica que, puesto que ya tienes esa base, es el momento de centrarte en tus personajes. Recuerda que son ellos quienes impulsan la trama, así que es importante crear personajes interesantes y creíbles que mantengan a la lectora interesada en la historia.


Paso tres: crear «fichas de personaje» de una página (una hora/personaje)


Para cada uno de tus personajes principales, crea un resumen de una página que incluya los siguientes elementos:


  • Su motivación (lo que los impulsa a seguir adelante).

  • Sus objetivos (lo que quieren en concreto).

  • Sus conflictos (fuerzas internas y externas que impiden alcanzar su objetivo).

  • Cómo cambian y superan su conflicto (si es que lo hacen).


Una vez que hayas anotado estos elementos para cada personaje, escribe un párrafo completo que resuma su historia. Esto te ayudará a comprender su arco de transformación y a desarrollar personajes más complejos y creíbles. Recuerda que las grandes historias se construyen con grandes personajes, por lo que es importante dedicar tiempo y esfuerzo a su desarrollo. Profundizaremos aún más en tus personajes más adelante en el proceso de escritura.


Paso cuatro: amplía el resumen por párrafos del paso 2 (una hora por párrafo)


Ahora es momento de tomar cada una de las cinco frases largas que creamos en el paso dos y expandirlas para que ocupen un párrafo. Al hacerlo, comenzarás a desarrollar los puntos importantes de la historia y a dar vida a lo que realmente sucede en tu libro.


Cada párrafo, excepto el último, debe terminar en algún tipo de desastre o contratiempo que ayude a impulsar la trama. De esta manera, crearás una tensión creciente ya desde la planificación y mantendrás a la lectora interesada en lo que sucede a continuación.


Paso cinco: crear sinopsis de la historia desde el punto de vista de cada personaje (hasta dos días)


Una de las partes más emocionantes y únicas del método copo de nieve es la creación de las sinopsis de personaje. En este paso, escribirás un resumen de una página de tu historia desde la perspectiva de cada personaje.


Esta técnica no solo te ayudará a mantener la continuidad de la trama y a entender cómo cada personaje reacciona ante un evento determinado, sino que también te obligará a profundizar en las partes más íntimas de cada uno de tus personajes. Aprenderás más sobre su pasado, sus valores, sus habilidades y defectos y sus relaciones, entre otros.


Es importante hacer esto para cada personaje principal, pero solo necesitas una sinopsis de media página para los personajes secundarios. De este modo tendrás un conocimiento más profundo de cada uno de tus personajes y podrás desarrollarlos de manera más completa y realista.


Sexto paso: crear resúmenes de escenas y eventos (una semana)


Ahora que dispones de más información sobre tus personajes y has identificado posibles problemas en la trama, es momento de tomar los cinco párrafos que creaste en el paso cuatro (que antes eran solo una oración derivada de un solo tema). Cada uno de ellos deberá ocupar una página.


Este es el momento ideal para profundizar aún más en la trama y en cada uno de los puntos clave de la misma. Así obtendrás una perspectiva global de todas tus líneas argumentales, si hay más de una. Como suele gustarnos añadir subtramas, esta es la manera de mantenerlas bajo control


Es importante no perder el tiempo detallando demasiado. Si un detalle no es relevante para la trama principal, no lo incluyas en este paso. Recuerda que la idea es desarrollar los puntos clave de la trama de forma clara y concisa.


Paso Siete: Crear fichas de personajes (una semana)


Ahora que tu trama está sólidamente construida, es hora de volver a tus personajes y darles ese último toque de vida. En este paso, crearás una tabla de personajes; es decir un esquema detallado para cada uno de tus personajes. Incluye todos los detalles que se te ocurran.


Teniendo en cuenta los conceptos básicos que has establecido en el paso tres y los detalles cualitativos que has creado en el paso cinco, ahora es momento de completar el resto de la información en tu tabla de personajes. Considera detalles como la altura, etnia, sexualidad, edad, cumpleaños, educación, relaciones familiares y románticas. Nvel cultural, clase social, etc.


También es importante pensar en sus trasfondos, lo que los motiva a actuar o hablar de la forma en que lo hacen.


En este paso, no escatimes en detalles. Tómate el tiempo que necesites para crear personajes únicos y realistas.


Paso Ocho: Haz una lista de todas las escenas de tu historia (sin línea de tiempo)


Crea una lista que incluya todas las escenas de tu novela, utilizando el resumen creado en el paso seis. No importa si son importantes o no, debes incluir todas las escenas.


O, por ser más concreta, todos los eventos de la trama. Porque, en realidad, tal y como estudiamos en Toy Story 3, la escena es una unidad de acción que se define a partir del objetivo del personaje. Si te interesa aprender a crear escenas y secuelas que mantengan enganchadas a tus lectoras, te recomiendo mucho ese curso.


Para crear esta lista de escenas o eventos yo uso Excel porque me facilita mucho el proceso, pero hay docenas de apps que te servirán. Incluso puedes hacerlo con lápiz y papel.


Debes resumir cada escena en una frase que diga qué personajes aparecen en ella, el punto de vista (POV) desde el que se cuenta y dónde sucede.


Ejemplo: a Juanito le hacen daño las plataformas. Pepito y Rosa lo miran divertidos. Están en el Zoo. PoV de Juanito.


Aunque puede haber 100 o incluso más escenas en una novela, este nivel de detalle te será de utilidad durante el proceso de escritura. Así que no lo dudes, toma nota de todos los eventos para tener una visión completa y detallada de tu historia.


Paso nueve: crea un resumen de cada escena (sin tiempo, pero calcula alrededor de una semana)


En el paso ocho creaste una lista de todas las escenas/eventos que compondrán tu novela. Ahora por fin expandirás cada resumen de una ofrase para que ocupe un párrafo completo. Esta es tu última oportunidad para planificar los detalles de cada escena, así que asegúrate de incluir todo lo que quieras: acciones, detalles de los personajes, diálogos, el escenario, hora del día, clima y cómo afecta este a los personajes. Aquí tienes la oportunidad de dar vida a cada escena de tu novela, así que no escatimes en detalles y añade todo lo que creas que es importante para la trama. Este es un paso crucial para crear una historia bien estructurada.


Paso Diez: Escribe tu primer borrador


Has trabajado mucho para llegar a este punto y tu premio es que ya puedes empezar a escribir. Puede parecer que has invertido mucho tiempo solo para llegar aquí, pero pronto descubrirá que todas estos pasos previos te facilitarán mucho la tarea de escribir. Las palabras fluirán con mayor facilidad y tu historia será más impactante gracias a todo el trabajo previo.


Y, sobre todo, el bloqueo del escritor lo tendrá mucho más difícil para boicotearte.


Pros y contras de usar el método del copo de nieve


El método copo de nieve puede ser muy útil para escribir, pero requiere mucha paciencia. No es para todo el mundo, ya que lleva mucho tiempo y puede hacer que te alejes de la escritura. O al menos del proyecto concreto en el que lo has usado. Pero también hay algunas ventajas a tener en cuenta:


Ventajas del método del copo de nieve


  • Reduce significativamente los errores de continuidad y las inconsistencias en la trama.

  • Agrega profundidad tanto a la trama como a los personajes, lo que hace que la historia sea más atractiva y significativa.

  • Proporciona una guía detallada y sólida para escribir tu libro, lo que puede ayudarte a mantener el enfoque y evitar perder el rumbo.

  • Te obliga a comprender mejor tu historia y tus personajes, lo que puede mejorar la calidad de tu escritura y aumentar tu confianza como autora.

  • Fomenta el impulso y la motivación en la planificación y redacción de tu libro, lo que puede hacer que el proceso sea más efectivo y satisfactorio.

  • Puede acelerar significativamente la escritura del primer borrador, lo que te permitirá avanzar más rápido en el proceso de creación de tu obra.


Contras del método del copo de nieve


  • A algunas personas les puede resultar abrumador planificar todo de antemano.

  • Requiere dedicar tiempo y esfuerzo, por lo que buscar atajos no es recomendable.

  • No es la mejor opción para escribir cuentos más cortos.

¿Es el Método Snowflake adecuado para ti?


El Método Snowflake es un enfoque intensivo de esquematización y estructuración que puede parecer emocionante o abrumador dependiendo de tu estilo de escritura. A pesar de esto, no se puede negar todo lo que aporta a la creación de una novela. Merece la pena probarlo, pero si no te funciona, te agobia o ves que un exceso de planificación hace que te aburras de tus propias historias, no dudes en abandonarlo.


El método copo de nieve es una herramienta, no una obligación. Únete a mi newsletter para recibir muchas más herramientas directamente en tu bandeja de entrada. Y llévate un regalo, para empezar.

310 visualizaciones
bottom of page