Tipos de historias para novelas ¿Los conoces todos?

Actualizado: 22 mar

¡Cuidado! este artículo no habla de tramas, sino de cuántos tipos de historias existen. Las historias están formadas por hechos y los hechos pueden ordenarse de tantas maneras como la autora desee. Por tanto, puedes encontrar historias de la misma clase con tipos de trama diferentes. Plan oculto tiene poco que ver con Reservoir dogs aunque las dos hablan de atracar bancos. Una de ellas está contada de manera cronológica, tiene una trama lineal, y la otra de manera fragmentada; es decir, su trama es no lineal.







Por otra parte, autoras como Ursula K. Leguin te dirán que preguntarse cuántos tipos de historias existen es absurdo porque este número es ilimitado. Según Leguin, existen historias sin fin porque existen motivaciones sin fin para personajes infinitos. Personalmente tengo una visión un poco más reduccionista de la cuestión y opino que Shakespeare ya lo escribió todo, aunque sí existen ilimitados matices y, desde luego, formas nuevas de contar las historias antiguas. Tan nuevas, que parece que las historias cambian.


1 Cuántos tipos de historias existen según Aristóteles


No podemos hablar de casi nada que tenga que ver con literatura sin hacer referencia al primer teórico de la narrativa, así que allá vamos. Para Aristóteles solo había dos tipos de historias:

  • Historias basadas en la fuerza: por ejemplo, todas las tragedias de Shakespeare, en las que el centro se encuentra en el cuerpo y su desaparición violenta.

  • Historias basadas en el pensamiento: por ejemplo, todas las comedias de Shakespeare, en las que el pensamiento y los juegos de ingenio son lo principal.


2 Los diez tipos de historias según Blake Snyder

A lo mejor este nombre no te suena de nada, pero la verdad es que su libro, Salva al gato, es divertido y muy didáctico. Habla sobre la escritura de guiones desde el punto de vista del guionista en un lenguaje muy asequible y con un sentido común más que recomendable. Yo os dejo aquí su clasificación de historias. Él los llama géneros de guion, pero en realidad quería decir tipos de historia. Lo sé, porque él mismo dice:

[…]observarás que en esta lista no aparecen los géneros típicos, como el épico, el biográfico o la novela romántica, porque esas etiquetas no me dicen nada sobre de qué va la historia. Y eso es lo que me hace falta saber.




2.1 Historias del tipo un monstruo en casa


Snyder menciona: Tiburón, Alien, El Exorcista, Atracción fatal o La habitación del pánico. La chica descalza en la colina de los arándanos, de Nieves Mories o Simón dice, también forman parte de este segundo tipo de historias. Los elementos del mismo son sencillos: un monstruo, una casa y, a veces, un montón de gente dentro de la casa que se empeña en matar al monstruo. Cuando Snyder dice casa se refiere a un espacio cerrado, como el pueblo costero en Tiburón o la familia en el caso de Asuntos de muertos. En El Exorcista, el sitio cerrado es el cuerpo de la niña.


2.2. Tipos de historias con lámpara maravillosa


Son historias que comienzan con el cumplimiento de los deseos de la protagonista; como en BIG, de Tom Hanks, que se convierte en adulto y se pasa la hora y media siguiente tratando de volver a ser un niño.




También Las zapatillas rojas, el clásico de Andersen encaja en este marco. Christine, de Stephen King es la historia de un adolescente que encuentra el coche de sus sueños, pero este le destroza la vida. Esta clase de historias tiene otra cara: aquellas novelas o relatos en los que el protagonista es presa de una maldición y debe deshacerla. Piel de Asno estaría de hecho en este caso. Las reglas de las historias de este tipo son sencillas. Si son historias que comienzan con deseos cumplidos, la protagonista debe encajar en el arquetipo de cenicienta que lo pasa mal. Nosotras, como lectoras, deseamos que las cosas le vayan bien, pero no demasiado. Así que la bendición se convierte en maldición y la cenicienta renuncia a ella porque las historias de lámpara maravillosa suelen tener moraleja. En el caso de las maldiciones, la protagonista suele caernos mal de inicio, pero tiene algo por lo que puede redimirse. Así que esperamos que lo pase mal, que aprenda la lección y que recupere su vida.

2.3. Un tipo tiene un problema ¿Cuántos tipos de historias con esta premisa conoces?


La verdad es que muchísimas películas de acción presentan este tipo de historias: La jungla de cristal, Titanic o novelas como La metamorfosis o El árbol de las mentiras. La gran diferencia entre este tipo de historias y las de superhéroes de las que hablaremos luego, es que en las de tipo «Un tipo tiene un problema», el protagonista es una persona corriente que se enfrenta a hechos o enemigos extraordinarios. En Amor de Monstruo ningún personaje es ordinario, pero las características de su protagonista la convierten en el ejemplo perfecto para esta categoría.


2.4. Ritos de iniciación




Este tipo de historias incluye todas aquellas de cambio de vida, como Las tumbas de Atuan o Un mago de Terramar, de Ursula K Leguin. En palabras del propio Snyder, estos son


«cuentos de dolor y tormento pero habitualmente causado por una fuerza externa: la vida. A propósito de decisiones que tomamos nosotros, sí, pero el monstruo que nos ataca a menudo es invisible, o vago, o algo que somos incapaces de abordar porque no sabemos qué nombre darle». En las historias de este tipo algo acosa a la protagonista y esta va comprendiéndolo hasta que por fin entiende lo que pasa y cede ante esas fuerzas más poderosas. Casi todas las películas en las que la chica fea se convierte en chica guapa pero termina con su novio raro de la infancia son de este tipo. Y las dos grandes novelas de Leguin que menciono, también. La moraleja de estos relatos suele ser que, bueno, la vida es así y hay que aceptarlo para conquistar la felicidad o, por lo menos, la calma.

2.5. Tipos de historias protagonizadas por un par de colegas



A veces, son de amor.

Snyder incluye aquí películas como Rain Man, pero también todas las películas románticas del mundo. Y, por supuesto, El Quijote. Según él, el secreto de todas estas historias de amor que no son románticas es precisamente ese: que ocultan una historia de amor entre colegas. Quizá por eso funciona tan bien JohnLock. Si tomamos esa máxima en sentido contrario encontramos que toda historia de amor es también una historia de amigos muy muy cercanos. Pero, aunque no estemos de acuerdo con eso, sí tenemos que estarlo en que las historias de mejores amigos es fácil verse reflejado. Y por eso funcionan. Las reglas de este tipo de historia serían:

  • Los colegas comienzan odiándose

  • Emprenden una aventura juntos que les hace ver que se necesitan

  • Eso lo empeora todo porque nadie disfruta de saberse dependiente

  • Hay un momento en que parece que todo está perdido, hay una ruptura, una separación, un adiós que parece definitivo

  • Por lo general acaban juntos. Aunque puede que no. Nadie dice que todas las historias de un mismo tipo deban acabar bien.

Es muy común en estas historias que todo los acontecimientos le sucedan al personaje que lleva el peso y que el otro sea un mero catalizador. Según estas reglas, parece evidente que La boda de mi mejor amigo no es para nada una historia de amor entre colegas, sino un rito de iniciación. Julia Roberts no tiene más remedio que aceptar que el amor de su vida se casa con otra: la vida es así.


2.6. Historias que responden a la pregunta ¿Por qué lo hizo?


En estas historias la clave no es descubrir al criminal, sino sus motivaciones, por qué actuó así. JFK es una película (y un libro) que pasa un millón de horas explicando cómo y por qué Lee Harvey Oswald disparó a JFK. El coleccionista, de John Fowles, es una maravillosa obra maestra del suspense que explica, sin que lo parezca, los motivos de un psicópata para secuestrar y asesinar a sus víctimas. Lugares Oscuros, de Gillian Flynn, es otra maravilla similar.


2.7. Historias tipo "El vellocino de oro"


Las películas de atracos, El mago de Oz, El Hobbit. Son historias de búsqueda en las que lo más importante son las peripecias de la protagonista; episodios que deberían tener algún tipo de conexión unos con otros para que el relato tenga cierta coherencia.


En una buena historia del tipo vellocino de oro, nos seduce el modo en el que el héroe se transforma. Por tanto, todas las secuencias de acción deben formar parte de ese crecimiento personal. Equilibrio, la novela que he escrito junto a mis mecenas en 2019 que publicaré a lo largo de 2020 es una road movie de fantasía en la que las protagonistas recuperan su identidad capítulo a capítulo. Lo mismo sucede en Barro, que también reedito este año con portada nueva.