¿Qué tipo de narrador funciona mejor para cada novela?

Actualizado: 22 mar





¿Quién es el narrador y por qué su punto de vista importa?


El narrador no es un ente del infierno que haya venido a torturarnos, aunque podría parecer que sí. Solo es la voz que cuenta tu historia. La voz narrativa, por tanto, varía en función de los diferentes tipos de narrador. Puede tratarse de uno de los personajes o puede ser una entidad ajena a los acontecimientos que narra. De esto depende que la focalización o punto de vista sea interno o externo, ¿recuerdas?


La relación entre lector y los personajes es diferente dependiendo del punto de vista que adopte el narrador.


El narrador es la voz que cuenta tu historia y la relación que esa voz tenga con tus personajes y la idea que transmita a tus lectoras sobre ellos depende del punto de vista que use.


Volvamos un momento a los tiempos del instituto y supongamos que en la clase de al lado, donde estudia tu mejor amiga, hay una chica que se llama Marina. Marina parece maja y no te trata mal, pero un buen día tu mejor amiga se acerca a ti en el descanso y te dice: «Marina me ha dicho que dejes de ser tan tonta. Te he defendido, pero ha dicho que te portas como una engreída. Tendrías que haber visto la cara de asco que ponía».


¿Qué es lo que piensas? Probablemente que Marina es imbécil y que ya podía meterse en sus asuntos. Como eres una persona decidida y con una autoestima saludable, te acercas a la tal Marina y le preguntas de qué va. Marina te mira con cara de no saber qué está pasando y le preguntas, con mucha paciencia, que por qué dice que eres una creída. Ella te contesta que no ha dicho eso, sino que le parece mentira que pueda haber alguien con tanta confianza en sí misma como tú y que se siente tonta porque cree que nunca serás su amiga.


Marina parece sincera y tu mejor amiga se ha puesto colorada hasta la raíz del pelo.


¿Qué ha pasado aquí?


Tu primera reacción ha venido provocada por las palabras de una narradora poco fiable que te ha dado una información equivocada. Al recibir la información correcta de la fuente adecuada, tu percepción de la realidad, tu estado de ánimo y la idea que tenías de Marina y de tu amiga ha cambiado. ¿Ves la diferencia entre ambos tipos de narrador?


Ese es el superpoder del narrador.


Tipos de narrador y sus características


Ocurre con los tipos de narrador lo mismo que con los puntos de vista: pueden estar dentro de la historia y ser personajes que forman parte de la misma o pueden no serlo. Hablamos pues de narradores internos y narradores externos.


Los narradores internos no solo cuentan la historia, también la viven.

Los narradores externos solo cuentan la historia.


Narradores internos


Características


  • Son personajes de la historia y, por tanto, la cuentan desde su yo, que es un punto de vista muy concreto y determinado. Por eso precisamente son más íntimos y resultan más cercanos. También permiten mayor intensidad emocional. El problema de esto es que, al escoger un narrador en primera persona debe hablar con su voz. Lo que significa que si en tu historia hay dos narradores diferentes, deberás trabajar las voces de ambos para que sean claramente diferenciables.


  • La voz del narrador interno no es la del autor. Si Emilia Pardo Bazán levantara la cabeza y escribiera una obra sobre una protagonista analfabeta e inculta, tendría que adaptar su registro al del personaje. Y lo haría, porque doña Emilia era una grandísima escritora.


  • En segundo lugar, los personajes de tu novela, salvo que sean Dios, no serán omniscientes. De manera que no podrán leer las mentes del resto de tus personajes ni saber lo que pasa al otro lado del mundo, ni lo que sucederá en el futuro. Con la excepción de que escribas un género no realista en el que este tipo de poderes existan. Aunque, incluso en ese caso, dichos poderes corresponden al personaje en cuanto personaje, no en cuanto narrador.


  • En tercer lugar, ten en cuenta que el narrador interno va a ser subjetivo por mucho que se empeñe en disimularlo. Al fin y al cabo, está narrando una experiencia personal, ya sea como protagonista o como testigo. Por lo tanto, debemos fiarnos lo justo de los narradores internos, pues pueden mentirnos. O faltar a la verdad debido a sus sesgos, aunque lo hagan de forma involuntaria.


Tipos de narrador interno


Narrador protagonista: el personaje principal de tu historia es también quien la cuenta.

Narrador testigo: Un personaje que estaba presente cuando ocurrieron los acontecimientos de tu novela es el narrador. Pero el personaje principal es otro. Hay tres clases de narradores testigo: el impersonal, que está viendo lo que pasa, pero lo cuenta sin implicación; el informante o testimonial, que suele narrar en pasado, de una manera más oficial, como si recabase sus datos de un informe: y el presencial o secundario, que se siente más implicado, como Watson en las aventuras de Sherlock Holmes.


Narrador en segunda persona: Este tipo de narrador interno cuenta la historia desde el tú y tiene tres variantes: como personaje habla directamente al lector. O se dirige a otro personaje; o se habla a sí mismo. Ejemplos de estas tres posibilidades son: El guardián entre el centeno, Cinco horas con Mario o La muerte de Artemio Cruz, respectivamente.


Narrador editor o informante: Este narrador nos traslada una historia que le han contado a él. A diferencia del testigo, el editor o informante no estaba presente cuando los acontecimientos tuvieron lugar. El ejemplo por antonomasia es El informe de Brodie, de Borges.


Narradores externos


Características


  • El narrador no pertenece a la historia, no es un personaje de la misma, sino una especie de ser etéreo. Cuenta lo que les sucedió a otros y por ello usa la tercera persona.


  • En este caso, se corren menos riesgos al decir que el discurso del narrador y el del autor son el mismo. Aunque no tiene por qué ser así necesariamente.


  • En cuanto a su objetividad, los narradores externos pueden ser objetivos o subjetivos; es decir, pueden juzgar o no juzgar a los personajes de los que hablan. Por ejemplo, ante un personaje que le da una patada a una pelota, un narrador externo puede decir: «Patricia golpeó el balón». O «Patricia golpeó el balón y eso fue un error».


  • Por último, un narrador externo puede adoptar el punto de vista de un personaje de la historia. Narra desde fuera de la historia, pero desde la perspectiva de uno de los personajes de la misma. En este caso la obra puede estar narrada desde un punto de vista único, si el narrador no se separa del mismo personaje durante toda la novela; o múltiple si adopta diferentes puntos de vista; uno para cada capítulo, por ejemplo (como en Juego de Tronos). En ambos casos usará la tercera persona. Y no solo eso. El narrador que adopta el punto de vista de un personaje puede ser omnisciente o deficiente, objetivo o subjetivo.


Tipos de narrador externo


Narrador omnisciente: Es aquel que lo ve todo, lo sabe todo, etc.


Narrador deficiente: Este narrador exclusivamente cuenta lo que puede contar; es decir, aquello que percibe a través de sus cinco sentidos, y sucede en el radio de acción de los mismos. Puede deducir cómo se sienten los demás y creer o no lo que les dicen. Su grado de fiabilidad, por tanto, es bajo. El narrador deficiente puede ser de dos tipos. Cámara: solo cuenta lo que ve y oye, pero no tiene acceso a los pensamientos de ningún personaje. Equisciente: sabe lo mismo que uno de los personajes.


Qué tipo de narrador elegir para tu novela


Seguro que ya conoces la anécdota de Scott Fitzgerald. Mediado el trabajo de escritura de El Gran Gatsby, tuvo que empezarlo de nuevo porque se dio cuenta de que el narrador que había escogido, el propio Gatsby, no funcionaba. Decidió concederle las riendas a Nick, un narrador testigo. El resto no es que sea historia, es que es leyenda.


Para que no te pase lo mismo que a Fitzgerald, ten en cuenta estos pocos puntos antes de escoger entre los diferentes tipos de narrador:

  • Si quieres que cuente la verdad o necesitas que miente.

  • Si tus lectoras necesitarán más información de la que puede dar un narrador deficiente.

  • Si prefieres mayor o menos intensidad emocional.

  • Si tienes la pericia suficiente para no romper la coherencia de un narrador no omnisciente.


¿Quieres saber más acerca de los tipos de narrador y los puntos de vista?


Para eso está la zona premium de La Escribeteca, donde te espera una gran comunidad de escritoras en ciernes que comparten su experiencia de escritura, participan en retos mensuales, encuentros semanales y mejoran día a día en el duro oficio de escribir.






3 comentarios