top of page

¿Qué son los retellings y adaptaciones literarias?



Hablamos de un fenómeno cada vez más común en la literatura contemporánea. ¿Pero qué son exactamente los retellings y adaptaciones literarias? En esencia, se trata de obras que toman una historia preexistente y la reimaginan de una manera nueva y original. Desde reescrituras de cuentos de hadas hasta adaptaciones de clásicos de la literatura, los retellings y adaptaciones literarias ofrecen a las autoras la oportunidad de explorar temas y personajes familiares de una manera fresca y emocionante. En este artículo, exploraremos más a fondo qué son los retellings y adaptaciones literarias y por qué han capturado la imaginación de los lectores de todo el mundo. T


Qué son los retellings


En términos generales, los retellings son una forma de adaptar, actualizar o simplemente llevar una historia existente a un contexto diferente. Por ejemplo, una versión moderna de Romeo y Julieta ambientada en un campus universitario contemporáneo o una versión de La Cenicienta donde el personaje principal sea un hombre. Estas nuevas versiones suelen ofrecer una perspectiva fresca y emocionante sobre historias que han sido contadas una y otra vez. Puntos de vista nuevos que tienden a atraer tanto a nuevos lectores como a aquellos que ya están familiarizados con la historia original.


Encontramos un ejemplo perfecto en Wicked de Gregory Maguire, una versión de la historia de El Mago de Oz contada desde la perspectiva de la Bruja Malvada del Oeste. La novela ofrece una visión única y fascinante del mundo de Oz y los personajes que lo habitan, lo que la convierte en una lectura emocionante tanto para los fans del libro original como para quienes nunca antes habían leído sobre Dorothy y sus amigos.


Qué son las adaptaciones literarias

Las adaptaciones literarias se centran más en la recreación de una historia en un medio diferente. Esto puede incluir una novela basada en una película o serie de televisión, o incluso una obra de teatro adaptada de un libro. Al igual que con los retellings, las adaptaciones literarias pueden proporcionar una nueva perspectiva sobre una historia conocida y, de la misma manera, atraer a nuevos públicos.


El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien, es una serie de libros que fueron adaptados a películas dirigidas por Peter Jackson. Aunque las películas no son una versión completamente fiel de los libros, sí capturan la esencia de la historia y atraen tanto a los fans de los libros como a espectadores que nunca habían leído la serie.


Qué es fanfiction


La fanfiction es una forma de escritura en la que los fans de una obra literaria, cinematográfica o televisiva crean historias originales que se basan en los personajes, situaciones o ambientaciones de esa obra original. En otras palabras, las escritoras de fanfiction toman elementos de una obra existente y los reutilizan para crear sus propias historias.


La fanfiction ha existido durante décadas, pero ha ganado popularidad, sobre todo, en la era de internet, gracias a las plataformas y redes sociales que permiten publicar online y compartir estas obras con otros fans.


Este tipo de ficción la escriben aficionados tanto como profesionales, y puede variar en estilo, tono y calidad. Se da en todo tipo de formatos, como historias cortas, novelas completas, guiones de películas o series de televisión, e incluso cómics.


En general, la fanfiction es una forma popular y creativa de explorar mundos literarios y personajes que los fans ya aman, y permite a las autoras desarrollar su habilidad para la escritura a través de la práctica y el feedback de la comunidad o fandom al que se adscriben.


Escritoras confesas de fanfiction


E.L. James


La autora de la famosa serie "Cincuenta sombras de Grey" comenzó su carrera escribiendo fanfiction de "Twilight" bajo el seudónimo de "Snowqueens Icedragon".


Rainbow Rowell


La autora de novelas como "Fangirl" y "Eleanor y Park" ha hablado abiertamente de su experiencia como escritora de fanfiction, y ha dicho que su amor por esta forma de escritura la llevó a convertirse en una autora de novelas juveniles.


Naomi Novik


La autora de la serie "Temerario" comenzó su carrera escribiendo fanfiction de Harry Potter bajo el seudónimo de "Anakinfan".


Cassandra Clare


La autora de la serie "Cazadores de sombras" publicó fanfiction de Harry Potter en varios sitios web antes de comenzar a escribir sus propias novelas.


El ejemplo de estas autoras pone de manifiesto que la fanfiction puede ser una forma útil y creativa de desarrollar nuestras habilidades de escritura y de conectarnos con otras escritoras y lectoras. Y no solo de eso, sino también un modo de labrarnos una carrera profesional.


Atención a la calidad de este corto, que no es ni más (ni menos) que un fanfic de Harry Potter muy bien hecho:





¿En qué se diferencian fanfiction y retellings?


Puede que esta sea la pregunta qué más me han hecho mis alumnas y la que más debates genera en redes sociales y blogs especializados. Esta es mi respuesta, pero ten en cuenta que los límites son imprecisos.


La principal diferencia entre fanfiction y retelling es que la fanfiction no se despega de la obra existente, mientras que el retelling utiliza una obra como punto de partida para crear una historia original.


La fanfiction toma los personajes, situaciones y ambientaciones de una obra y los utiliza con el propósito de explorar o ampliar el mundo de esa obra original. Por ejemplo, una escritora de fanfiction podría escribir una historia de Harry Potter que se centre en un personaje secundario, o podría explorar un universo alternativo en el que un evento clave de la trama da un giro diferente.


Por otro lado, un retelling utiliza una obra existente como inspiración para crear una historia original, manteniendo elementos de la obra original para crear algo nuevo y único. En lugar de tomar personajes y situaciones específicas de una obra existente, una escritora de retelling podría utilizar la trama general de la obra, los temas o los personajes arquetípicos como punto de partida para crear algo completamente nuevo.


Qué es una obra derivada


Una obra derivada es una obra que se basa en otra obra preexistente, pero que también incorpora elementos nuevos y originales, lo que la convierte en una obra independiente. En una obra derivada, se toman algunos elementos de la obra original, pero se agregan nuevas tramas, personajes, temas, estilo o forma para crear algo nuevo y original.


Podemos decir que todas las adaptaciones son obras derivadas, pero no todas las obras derivadas son adaptaciones. Las obras derivadas pueden ser cualquier cosa desde secuelas, precuelas o historias alternativas hasta fanfiction, parodias o remixes. Lo importante es que, en una obra derivada, se incorporan nuevos elementos que hacen que la obra sea independiente y original.


Qué son los retellings y adaptaciones literarias: su función más beneficiosa


Las adaptaciones literarias pueden funcionar como una herramienta muy efectiva para acercar obras clásicas a personas que de otra manera no se sentirían atraídas por ellas.


Muchos clásicos literarios pueden resultar intimidantes debido a su complejidad o estilo de escritura, lo que en ocasiones desmotiva a lectoras de hoy en día. Otras veces, simplemente no despiertan el interés necesario para que esas lectoras abran el libro siquiera.


Al contar la historia en un formato más moderno, como una novela gráfica, una serie de televisión o una película, las adaptaciones pueden hacer que la trama y los personajes sean más comprensibles y atractivos.


Además, las adaptaciones literarias pueden también ayudar a las personas a comprender mejor el contexto histórico o cultural en el que se escribió la obra original, proporcionando un marco que puede ser difícil de apreciar para los lectores modernos que no están familiarizados con esa época.


En pocas palabras, las adaptaciones literarias pueden ofrecer una vía de entrada para que los lectores descubran y aprecien las obras clásicas que de otra manera no leerían, ya sea por el lenguaje arcaico, la complejidad estructural o la distancia cultural. Las adaptaciones pueden proporcionar una experiencia de lectura más accesible y entretenida. Y si no estás de acuerdo, piensa en esto:




Los retellings comparten con la adaptaciones esa función de acercar la literatura clásica a las nuevas generaciones. Y es que pueden ofrecer a los lectores una experiencia de lectura más actualizada, emocionante y atractiva para los gustos y sensibilidades de las lectoras de hoy. Como, además, los retellings conservan los elementos fundamentales de la obra original, los que la hicieron significativa y relevante, es posible que despierten el interés de las lectoras por descubrir la versión original.


Esto es lo que sucedió con West Side Story, un retelling moderno de Romeo y Julieta que presenta la historia de amor trágica de los amantes de Verona en un contexto de pandillas urbanas en lugar del Renacimiento italiano. Este musical conservaba la esencia de la trama y los personajes que hacen que la obra original sea tan importante, pero los llevó a la Norteamérica de los años 60.


La película cuenta la historia de amor entre María y Tony, miembros de dos pandillas rivales en la ciudad de Nueva York, y está ambientada en un contexto de violencia y discriminación racial. West Side Story fue un gran éxito tanto de taquilla como de crítica, y ganó diez Premios de la Academia, incluyendo el de Mejor Película. En cuanto al tratamiento de la trama se puede considerar retelling y en cuanto al paso de teatro a cine, se puede considerar adaptación.


Los límites a la hora de definir qué son retellings y daptaciones literarias no están tan definidos como cabría esperar. Algo de lo que te hablo, entre otras cosas, en mis newsletter semanales.


Y como una vez puesta a buscar ejemplos de retellings de clásicos, Youtube me ha dado toneladas, os dejo con este de La Odisea:




Argumentos en contra de los retellings


Aunque los retellings pueden ser una forma interesante de contar historias desde una nueva perspectiva, un sector del mundillo literario esgrime ciertos argumentos en su contra. y si bien es cierto que en La Escribeteca somos muy fans de retellings, adaptaciones y obra derivada, está bien que tú tengas a tu disposición todos los puntos de vista, así que allá va.


Uno de los principales argumentos en contra de los retellings es que, en algunos casos, pueden desvirtuar la esencia de la historia original. Al tomar una historia y cambiar los personajes, la trama o el contexto, se corre el riesgo de que algunos de los elementos clave, que hicieron que la historia original haya llegado hasta nuestros días, se desdibujen.


Además, hay quien considera que son una forma de explotación comercial de historias ya conocidas, que dificultan la creación de nuevas historias y personajes. De hecho, hay quien tacha a las escritoras de retellings de poco imaginativas.


Por otra parte, hay ocasiones en que los retellings se acercan demasiado al plagio. Por eso, si te interesa escribir y publicar retellings, es importante que respetes los derechos de autor de la obra original y no copies directamente elementos clave de la trama, los personajes o el mundo creado por el autor original. En mi curso El poder del retelling, hay una lección dedicada a esto en exclusiva.


Por último, algunos críticos están convencidos de que los retellings limitan la creatividad de las escritoras al dar pábulo a la idea de que no se pueden crear nuevas historias o personajes. Estos críticos aconsejan que, en lugar de trabajar con historias y personajes preexistentes, las escritoras deberían enfocarse en crear sus propias narraciones únicas y originales.


Autores y autoras profesionales que escribieron retellings


Shakespeare


Shakespeare escribió varias obras que podrían considerarse retellings y adaptaciones literarias. En aquella época, no era inusual tomar historias ya conocidas y adaptarlas para el teatro. Pues bien, Shakespeare fue uno de los mayores exponentes de este tipo de escritura.


Por ejemplo, Romeo y Julieta, una de sus obras más conocidas por el gran público, está basada en varias fuentes, incluyendo una obra italiana del siglo XVI titulada La verdadera historia de Romeo y Julieta (en italiano: Historia novellamente ritrovata di due nobili amanti), escrita por Matteo Bandello. Y existe una versión en prosa de 1554 del poeta Arthur Brooke titulada The Tragical History of Romeus and Juliet, que a su vez se basó en la obra de Bandello.


Pero no acaba ahí el afán adaptativo de Shakespeare. Macbeth está basada en una crónica escocesa del siglo XI, conocida como La Crónica de los Reyes de Alba o La Crónica de Duncan y Macbeth. Aunque, la versión de nuestro admirado William introduce muchos elementos de ficción, sobrenaturales y dramáticos que no se encuentran en la crónica original.


Además de la crónica escocesa, es posible que Shakespeare se inspirase en otras fuentes literarias y culturales de su época, como la obra de teatro La Sibila de John Marston, en la que aparece una figura femenina con rasgos similares a las brujas de Macbeth. También se ha sugerido que Shakespeare pudo haberse basado en los relatos de los sucesos históricos contados por el historiador inglés Raphael Holinshed en su obra Las Crónicas de Inglaterra, Escocia e Irlanda.


Por su parte, Hamlet no está basada en una fuente literaria única, sino que se inspiró en varias, incluyendo antiguas leyendas nórdicas, la obra de teatro Ur-Hamlet (que se ha perdido y se cree que fue escrita por otro autor) y la obra Historias Trágicas de François de Belleforest, que a su vez se basó en la obra Historia Danica de Saxo Grammaticus.


Además, Shakespeare también escribió adaptaciones literarias de otras obras, como Las dos nobles parientes, que se basa en una obra de Chaucer, y Cimbelino, que se basa en una obra de Boccaccio.


Todo esto sin que nadie lo acuse de poco creativo. Al menos hoy.


Otros autores adictos al retelling


Virgilio


La "Eneida", uno de los poemas épicos más famosos de la literatura occidental, se basa en gran medida en los poemas homéricos "La Ilíada" y "La Odisea".


Ovidio


"Las metamorfosis", una obra maestra de la poesía romana, cuenta una serie de historias mitológicas que se han transmitido de generación en generación. Ovidio tomó estas historias y las reunió en una única obra a la que añadió su propia voz y estilo.


Geoffrey Chaucer


"Los cuentos de Canterbury" es una colección de historias cortas escritas por Chaucer en el siglo XIV. Muchas de estas historias están basadas en cuentos populares medievales o en historias que ya existían en la literatura inglesa.


Miguel de Cervantes


El Quijote se considera una obra maestra de la literatura española. Lo que no quita para que sea una parodia de los romances caballerescos que eran populares en la época. Cervantes tomó la estructura y los personajes de estos romances y los reimaginó en una obra que es única y original.


De hecho, se define la parodia como un tipo de sátira que se burla o imita una obra o género de manera humorística o irónica. Puede incluir elementos de la trama o los personajes de una obra original y pretende ridiculizar o subvertir los elementos de la misma para crear una experiencia humorística. En muchos casos, las parodias utilizan los tropos y clichés de un género o estilo particular para exagerarlos o invertirlos con fines cómicos.


Aunque, para ser justa, en lugar de contar una historia nueva, Cervantes tomó elementos del género de la literatura caballeresca y los subvirtió para crear una obra original que se burla de los tropos y convenciones del género. Por lo tanto, aunque técnicamente El Quijote no es un retelling, comparte algunas características con los retellings en el sentido de que toma elementos de una tradición literaria preexistente y los reinterpreta de una manera nueva y original para crear una obra que es única e innovadora en su forma y estilo.


Qué son los retellings y adaptaciones literarias: una forma de aprendizaje


Escribir retellings puede ser una excelente manera de que las escritoras principiantes mejoren sus habilidades de escritura. Al trabajar un retelling, aprovechan la oportunidad de intervenir en una trama y personajes preexistentes, lo que les permite concentrarse en la estructura, el estilo y la voz, así como en la práctica de la escritura en general.


Además, los retellings también sirven para desarrollar la capacidad de análisis y reinterpretación, ya que es necesario tomar una historia conocida y darle un giro interesante y novedoso. Un giro que no puede salir de la nada. Hace falta conocer la historia original y los mecanismos que la hacen funcionar. Esto puede ayudar a desarrollar la creatividad y la capacidad de pensar más allá de los límites.


¿Quieres aprender a escribirlos? Puedes empezar pore ste artículo.


1403 visualizaciones

Comments


bottom of page