top of page

Instagram para escritoras: ¿Se puede aprender a escribir en Instagram?




Si introduces el término «escritura creativa» en Instagram, en su buscador, encontrarás un montón de cuentas que ofrecen consejos literarios. Muchas son como la mía: comunidades y escuelas de escritura creativa online. También hay mentoras, editoras, cuentas con ejercicios y disparadores de creatividad. Hay un sinfín de recursos en Instagram para escritoras. Pero ¿se puede aprender a escribir en esta red social?


Nadie va a enseñarte a escribir en Instagram


Nadie te enseña a escribir en Instagram. Ni las escuelas de escritura tradicionales, ni las cuentas de escritoras bienintencionadas ni las mejores comunidades.


Tampoco yo te enseño a escribir en Instagram.


Sin embargo, no te recomiendo que vayas corriendo a la aplicación y dejes de seguirnos a todas. En absoluto. El hecho es que la mayoría ofrecemos contenido de muchísimo valor, perlas que, bien utilizadas, pueden servirte para mejorar tu escritura notablemente.


El problema es que Instagram no es una red social de enseñanza. Las cuentas de Instagram para escritores, como la mía, te ofrecen el mejor contenido posible a modo de anzuelo, para llevarte a su blog, a su formación de pago, a sus mentorías.


Las cuentas que, además, trabajan de manera ética, tratan de que sus consejos sean realmente útiles y no prometen resultados que no puedan cumplir. Es lo que trato de hacer yo y lo que he visto que hacen algunas de mis cuentas de IG favoritas.


No es posible enseñar a escribir en Instagram


Y ese es el motivo por el que solo podemos darte consejos parciales, fragmentos de lo que sí puedes aprender de la mano de una profesional o en un curso propiamente dicho.


Hace año y medio lancé en IG un curso de estructura condensado en reels. Tuve mucho alcance, conseguí un buen puñado de seguidores y las personas que siguieron el curso quedaron contentas. Yo no.


  • Los reels te permiten compartir vídeos de 90 segundos con un pie de foto de 2 000 caracteres.

  • Los carruseles te permiten subir 10 imágenes con un único pie de foto común de 2 000 caracteres.

  • Las imágenes solitarias comparten la longitud del pie de foto con una décima parte del contenido visual.


En definitiva, que las cuentas de Instagram para escritoras que pretendemos ofrecer contenido de valor, nos enfrentamos a importantes limitaciones.


Por eso y porque competimos contra millones de cuentas de entretenimiento, nos vemos obligadas a usar un lenguaje muy determinado, frases atractivas que os enganchen y maneras de expresarnos impactantes.


Todos estos condicionantes pueden empañar una realidad tan importante como el hecho de que nadie te va a enseñar a escribir en Instagram, y es que:


Los consejos de escritura son una trampa


No porque todos sean malos, ni porque se den con intenciones aviesas. Ni siquiera porque detrás de cada buen consejo de escritura se esconda la intención de venderte un curso o una suscripción estupenda como la de La Escribeteca.


Somos personas adultas y sabemos que nadie da duros a cuatro pesetas, que diría mi madre. Pasa lo mismo con las newsletters. Yo estoy suscrita a un millón de ellas y sé que, antes o después, esas personas encantadoras que comparten su experiencia y su conocimiento conmigo, van a enviarme un correo de venta. Lo asumo: es el precio que pago por la cantidad de contenido gratis que me envían.


Los consejos de escritura pret a porter son una trampa no por eso que acabo de mencionar, sino porque son unisex y de talla única. Te pongo un ejemplo:


El jueves pasado, publiqué este carrusel en Instagram



El pie de foto era:


Corregir mientras escribes puede convertirse en una obsesión y bloquearte.


Por eso uno de los consejos más leídos en Instagram es que no revises mientras escribes. Y es un gran consejo. El problema es que no suele venir acompañado de una manera de evitar ese hábito tan dañino.


Así que hoy te propongo que escribas sin ver lo que estás haciendo. Una manera de hacerlo es cambiar a blanco el color de la fuente en tu procesador de textos para que coincida con el fondo.


Advertencias:

😭 Si el hábito de revisar está muy arraigado, te vas a sentir muy incómoda las primeras veces.


😭 Vas a escribir muchas erratas


😭 Así que tendrás que corregir más a posteriori.


Pero el método funciona porque, como dice el saber popular:


😎 Ojos que no ven, corazón que no siente.


😎 Avanzarás mucho más rápido.


😎 En cuanto te acostumbres, verás que tu creatividad fluye y que te atascas mucho menos.


😎 Cuando edites lo harás en el momento adecuado.


En mi último curso, El poder del retelling, yo uso la técnica de escribir a mano el primer manuscrito y te muestro, en vídeo, cómo hago la primera revisión al transcribir.


A pesar de eso, reconozco que a veces tacho y pongo flechas, pero cada día lo hago menos. Y eso es porque empecé con lo de la fuente en blanco.


Haz la prueba y cuéntame cómo te va en los comentarios.


En comentarios recibí desde aplausos a regañinas. Lo cual es absolutamente lógico. El consejo en sí no es bueno o malo por sí mismo. Es útil para algunas personas y no lo es para otras.


Lo lancé pensando en todas esas escritoras que se enredan en una frase porque no encuentran la palabra adecuada. Escritoras que no avanzan porque borran más palabras de las que escriben en cada sesión. La idea detrás del consejo es que es preferible completar un texto y corregirlo después que coleccionar horas de frustración. Una idea que repito muy a menudo en Instagram y en mis clases. Creo que la repito incluso en sueños.


El problema es que todos los usuarios que vieron ese carrusel no tienen por qué haber visto mis publicaciones anteriores. Algo que me pasa a mí y a todas las cuentas de Instagram del mundo.


La consecuencia de ese problema es que un consejo que forma parte de una manera compleja de entender la escritura y la enseñanza de la escritura, se lee de manera aislada y puede resultar incluso dañino.


Por eso debemos ser muy cuidadosas con la manera en la que consumimos el contenido de cuentas de escritura en Instagram.


Cómo leer consejos de escritura en Instagram


A pesar de saber esto que voy a contarte ahora mismo, ayer leí un consejo de escritura en Instagram que me enfadó mucho. No te diré cuál es. Solo que lo leí y me encendí

como un árbol de navidad con todas las luces rojas de ira. Porque era un consejo evidentemente útil para autoras con cierta experiencia y con un carácter muy determinado, pero que no le haría ningún bien a escritoras sin experiencia o con problemas de determinado tipo. Por ejemplo, a personas muy inseguras que necesitan saber que lo que hacen cumple con las normas.


De hecho, era un consejo con el que estoy muy de acuerdo, pero estaba lanzado al aire sin instrucciones de uso. Como la mayoría de consejos en IG, que se ofrecen con la mejor de las intenciones y sin tener en cuenta que muchas personas los leen no como consejos, sino como normas. Porque muchas más personas de las que creemos necesitan poder seguir unas reglas para saber que están en el buen camino.


Se parecía a ese consejo que Neil Gaiman dio una vez y en el que decía algo así como que cuando empiezas una carrera artística no tienes ni idea de lo ques estás haciendo y eso es genial. Porque quienes saben lo que se traen entre manos conocen las reglas y saben lo que es posible y lo que es imposible. Gaiman continuó diciendo que las reglas las inventaron personas que no habían probado los límites de lo posible saltándose esas reglas, algo que tú si puedes hacer. Porque si no sabes que algo es imposible, es más fácil llevarlo a cabo.

Me encanta este consejo. A mí me sirve. Pero sé que hay personas que necesitan pisar suelo firme. Por eso, las cosas dichas así, al viento, me provocan sentimientos encontrados.


Seas tú una de esas personas o no, creo que la siguiente lista de pasos a dar puede serte útil.


En realidad, esto sirve para Instagram y para cualquier otra red social. Y te lo doy asumiendo que buscas contenido sobre escritura creativa porque quieres mejorar tu propia escritura. Por supuesto, IG es una red social y podemos acercarnos a ella para distraernos y pasar el rato. Pero si vas a usarla como herramienta, ten esto en cuenta:


  1. Las cuentas de IG para escritoras suelen dar consejos que se insertan en una manera personal, aunque transferible, de entender la escritura y la enseñanza.

  2. Por tanto, es buena idea que, cuando leas un post que te llama la atención, eches un vistazo a la cuenta para ver si su contenido en general te convence.

  3. Sigue solo a las cuentas cuya ideología literaria resuene con la tuya.

  4. Pero no pierdas de vista a las demás.

  5. Cuando encuentres un consejo que te rechine, puedes hacer dos cosas: ignorarlo o probarlo como si fuera un juego. Al fin y al cabo, escribir tiene mucho de jugar.

  6. Si ves algo que no te cuadra en absoluto, no hagas caso.

  7. La gran mayoría de los consejos están pensados para principiantes. Si a ti se te quedan cortos, perfecto, seguramente es que ya no los necesitas. A otras personas, en cambio, si pueden serles útiles.

  8. Si necesitas cnsejos concretos sobre temáticas concretas, pídelos. La mayoría de las cuentas de IG te contestarán amablemente.

Como todas las escritoras del mundo, yo también he sido víctima de consejos bienintencionados que me hicieron mucho daño. Por eso, el mejor consejo que os puedo dar hoy es este: ningún consejo literario es un imperativo legal. La mayoría funcionan, sí, aunque no para todo el mundo. Incluso si funcionan para todo el mundo menos para ti, eso no significa que tú estés mal.


Prueba. Pruébalo todo y quédate con lo que funciona. Y cuando digo todo, me refiero a todo. Pon a prueba tus propias creencias. A lo mejor no sirven siempre.


Cada autora es única y cada obra también.


Sí se puede aprender a escribir en Instagram


Cierto, Antes te he dicho que nadie puede enseñarte a escribir en Instagram. Pero tú sí puedes aprender. Es un proceso que lleva tiempo y mucho autoconocimiento, pero la verdad es que casi toda la información que necesitas para ser mejor escritora está ahí, a un par de clics de distancia.


Solo tienes que saber qué necesitas aprender; es decir, qué les falta a tus textos. Y luego tienes que encontrar las cuentas que te lo expliquen de tal manera que tú lo entiendas y puedas aplicarlo. Inés Lago escribió sobre sus favoritas en este post. Aunque yo no estoy, sí sigo a muchas de las que recomienda.


Esto quiere decir que tendrás que investigar IG en busca de cuentas de escritura creativa, analizarlas y ver en qué son expertas cada una de ellas. A partir de ahí, busca los posts que resuenen contigo y luego amplía información en internet.



65 visualizaciones
bottom of page